Piso tranquilo y soleado

Voulez-vous plus?

Description

Piso en una finca clásica que data del año 1.957. Se trata de un piso situado en la tercera planta de un edificio clásico. Está orientado al sur con sol de mediodía y tarde. Cuenta con una superficie total de 87 m2 construidos. Esta vivienda se vende totalmente reformada a estrenar, combinando todos los elementos originales con materiales e instalaciones nuevas de una alta calidad, con marcas reconocidas internacionalmente como

Bosch, Grohe, Fujitsu… Se propone una zona amplia de vida con comedor y cocina, una suite
con baño y una segunda habitación.

Vivienda situada en la segunda planta (tercera real) de una finca clásica construida en el año 1957, con ascensor y buen estado de conservación. Su situación dentro de un entorno o conjunto protegido de edificios pertenecientes al sector de conservación del Eixample y construidos
antes de 1965. Esto nos garantiza la buena conservación de la zona y de los edificios que la configuran.

La parcela tiene la fachada principal a la calle Casanova. Nuestra finca queda hermanada con el edificio de al lado con el que comparte la composición de llenos y vacíos de fachada y la disposición de sus elementos arquitectónicos. Esta característica dota al conjunto de más
elegancia y presencia en la zona. La fachada de nuestro inmueble se sitúa en el patio interior de
manzana, que gracias a su fantástica orientación nos permite tener sol y mucha luminosidad en la zona de día de la vivienda. Así como disfrutar de la tranquilidad y del silencio que nos ofrecen estos oasis de paz de la ciudad. En esta zona de día de buenas dimensiones se dispone la sala
comedor y una cocina abierta desde la que podemos contemplar el exterior a través de las ventanas de la sala.

La zona de noche consiste en dos habitaciones, una de las cuales dispone de un gran vestidor y baño en suite. El distribuidor, es una pieza clave que articula todo el piso y que aparece como elemento de gran funcionalidad gracias a los armarios que aparecen a lo largo de su recorrido. Una lámina de cristal sobre los armarios no aportara luminosidad y claridad en el interior de las estancias centrales de la vivienda. La estructura de la finca es de vigas de hormigón y volta
catalana, esta arquitectura característica de la época en la que se construyó el inmueble estará presente en la reforma del piso ya que se dejara ver en algunos espacios de la vivienda. También las puertas dan ritmo a la secuencia de espacios del inmueble y nos ayudan a articular
la vivienda.

Otros elementos constructivos representativos del Eixample barcelonés como alguna alfombra conservada de mosaico hidráulico, puertas de madera, paredes de obra vista y volta catalana en los techos, acabaran de dotar al piso de perfecta elegancia donde la huella de nuestra ciudad
estará presente.

Ce site utilise des cookies, vous pouvez voir notre politique de cookie ici. Si vous continuez browsing're l'accepter.  
Cookie Policy +